Las madres argentinas de bajos ingresos son fuertemente discriminadas en el trabajo

El Salario/Mujer y Trabajo/Discriminación de género

Las madres argentinas de bajo nivel económico tienen importantes dificultades para insertarse en el mercado laboral, según reveló la Organización Internacional del Trabajo en un informe. Esta situación estaría vinculada con su reducido acceso a servicios de cuidado infantil.

Difundido por la oficina argentina el mismo día en el que la sede central de la OIT presentó en Bruselas el Informe Global 2007 sobre discriminación, el estudio titulado Desafíos para la igualdad en el trabajo: Argentina emite un diagnóstico sobre la situación de la discriminación de género en el ámbito laboral en nuestro país y, a la vez, resalta las mejores prácticas implementadas para su eliminación.

De acuerdo al organismo internacional, el crecimiento de la economía a una tasa anual promedio de 8,9% impactó favorablemente en la situación laboral de las mujeres, aumentando el nivel del empleo y disminuyendo el desempleo. Sin embargo, se afirma que este mejor contexto no se tradujo en una mejora en las brechas de inequidad de género en el mercado de trabajo, dando cuenta de la persistencia de mecanismos de discriminación en ese ámbito.

El rasgo más notorio de este escenario es el estancamiento de la tasa de actividad femenina. Muchas mujeres de bajo nivel económico no pueden insertarse en el mercado laboral ante las necesidades que implican el cuidado de sus hijos y las responsabilidades domésticas. El informe indica que la inactividad crece a medida que disminuye el ingreso y aumenta la cantidad de hijos. Estas desigualdades también se expresan territorialmente con marcadas diferencias entre regiones más y menos desarrolladas. Así, mientras que la tasa de actividad de las mujeres en el Gran Buenos Aires se ubica en 52,3%, cae a 45,7% en el promedio de las regiones del Noreste y Noroeste.

A la vez, la OIT indica que persisten las inequidades de género al interior de la población activa. El acceso a la cobertura de la seguridad social sigue siendo relativamente más difícil para las mujeres que para los hombres. Además, se mantiene la segregación ocupacional por rama de actividad: mientras que las mujeres predominan en los servicios sociales y comunales, los hombres se ubican mayormente en la industria manufacturera y la construcción.

Por todo lo señalado anteriormente, persiste la brecha de ingresos. Las remuneraciones de las mujeres representan en promedio el 70% de las de los hombres.

En cuanto a la ocupación femenina de cargos políticos ejecutivos, el estudio indica que el porcentaje continúa siendo bajo si se lo compara con el Poder Legislativo. A pesar de que tres de los ministros del Gabinete nacional son mujeres, menos del 20% de las secretarías y subsecretarías se encuentran a cargo de personas del sexo femenino.

En el Poder Judicial, el panorama es similar: pese a que se designaron dos mujeres para integrar la Corte Suprema de la Nación, en las provincias sólo el 50% de las jurisdicciones cuentan con mujeres miembros de los Tribunales Superiores, y en su mayoría, su participación se limita a un único puesto.

La representación femenina en el ámbito sindical aumentó en forma considerable con la sanción de la Ley de Cupo Sindical, que garantiza un piso de 30% en la participación en cargos de conducción de gremios o una representación proporcional cuando el número de afiliados mujeres no llegue a ese porcentaje.

No obstante, el organismo internacional advierte que la participación de las mujeres en las organizaciones empresariales continúa siendo baja, pese al significativo aumento de las empresarias.

Con respecto a las formas de combatir la discriminación, el informe destaca la implementación de planes, la creación de organizaciones y la ratificación del Protocolo de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

Ante este panorama, la OIT recomienda "profundizar las acciones para potenciar el impacto de las instituciones sobre la equidad de género y para hacer efectivo el espíritu de los instrumentos jurídicos que promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y varones en el mundo del trabajo".

¡No te olvides de completar la encuesta salarial!

loading...