Susana Rueda: La primera dama sindical

Susana Rueda es Secretaria Gremial de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA). Casada y madre de tres hijos, reparte la semana entre su despacho de Buenos Aires y el de Santa Fe, su provincia, donde ocupa la Secretaría de Relaciones Institucionales y Políticas de su gremio. Además, ella fue –de julio del 2004 a julio del 2005- Secretaria General de la Confederación General del Trabajo  (CGT), la primera y única mujer en ocupar un puesto tan alto dentro de la carrera sindical. Con ella habló  ElSalario.com.ar  sobre algunos temas que involucran a la mujer en el mercado del trabajo.   

El Salario- En su gremio, ¿hay diferencias entre hombres y mujeres trabajadores en referencia a los salarios o a los puestos que ocupan?

Rueda- En la sanidad hay 230 mil afiliados en todo el país y el 74% somos mujeres. La incorporación de varones en el área asistencial indica una novedad de finales del siglo XX. Al ser una actividad con mayoría de trabajadoras mujeres, no existen esas diferencias que se suele dar en otras actividades.

El Salario- ¿Cuáles son los gremios que hacen mayores diferencias entre varones y mujeres?

Rueda- No se trata de un gremio específico sino de las tareas. Las mujeres estamos mayormente incorporadas en actividades de servicios y estos tienen menores salarios. En la industria, donde trabajan mayoritariamente los varones, los salarios son más altos.  

El Salario- ¿Y cómo son las oportunidades que pueden tener las mujeres de ingresar en trabajos mejor remunerados?

Rueda- En general, las mujeres tenemos menos oportunidades. Hay una falsa creencia empresaria de que la mujer “cuesta más”. Y digo que es una falsa creencia porque todo lo que tiene que ver con licencia por maternidad y salario familiar es absorbido y solventado por el Estado. Desde hace un tiempo, en España, hay una propuesta desde el propio gobierno, sectores universitarios y empresariales para brindar más oportunidades a las mujeres ya que, según estudios que han realizado, las que trabajan y pueden aplicar sus conocimientos y experiencia, agregan dinamismo y creatividad en los lugares de trabajo. Está orientado en especial a la protección de la familia para facilitar el acceso laboral.   

El Salario- Cuando era Secretaria de la CGT sentía como un orgullo o una discriminación que se citara su condición femenina en ese desempeño, como cuando la llamaban “la primera dama sindical”?    

Rueda- Siempre representé a todos con humildad y orgullo. Es un valor agregado ser mujer: pude hablar de temas e incorporar una visión desde mi condición femenina que no podía hacer ninguno de los varones. Me dio un plus, que lo viví y lo sigo viviendo con mucho orgullo.      

El Salario- ¿Siente que aprendió algo de los dirigentes varones?

Rueda- Sí, mucho. Por ejemplo que es más lo que nos falta aprender que lo que sabemos. Nosotras no accedemos al poder fácilmente, entonces no conocemos sus códigos o los diferentes niveles de discusión, y muchos varones no comprenden nuestra visión. También me quedó claro que cuando hay acuerdo, la solidaridad no tiene género. Cuando renuncié a la CGT, renunciamos varios gremios: FAECYS, Luz y Fuerza, La Fraternidad, SMATA, Unión Ferroviaria, Telefónicos, Sanidad, y en el texto se hacia hincapié en mi condición de dirigente mujer en el triunvirato

El Salario -¿Porqué hay tan pocas mujeres en la dirigencia sindical?

Rueda- Porque el sindicalismo es un lugar al que la mujer se incorpora hace poco. Y, como la actividad sindical fue tan denostada, existen muchos prejuicios. Sin embargo, la mujer es más consecuente con la filiación sindical. Los varones se desafilian o piensan en cuánto cuesta la cuota y la mujer no: sabe que el sindicato le brinda una cobertura solidaria que la va a proteger cuando la necesite. Además, la ley de cupo sindical posibilitó que las compañeras tengan nuevas y más oportunidades para participar de las paritarias y la conducción sindical. Por otra parte, formarse y ser dirige lleva tiempo. Las reglas de la economía, de la globalización, de las multinacionales, de la política y el mundo del trabajo son tan cambiantes que exigen nuestra formación permanente. Por eso, hay que trabajar para encontrar el equilibrio entre las responsabilidades domésticas, el trabajo y la posibilidad de participación.

El Salario- ¿Cree que el cambio va a venir de la mano de la mujer?

Rueda- Considero que para cambiar y mejorar se necesita de varones y mujeres. Así como somos dos en la constitución de la familia, tenemos que ser dos en el ejercicio del poder. Porque debe haber dos miradas, una complementa a la otra. Y las sociedades que han dado real participación a las mujeres, tienen más equidad y son más justas.

Nota relacionada: En Cifras: el panorama laboral de la mujer en la Argentina

¡No te olvides de completar la encuesta salarial!

 

loading...