¿Trabajás para vivir o vivís para trabajar?

TEST DE DETECCIÓN - ADICTOS AL TRABAJO

Cuántas veces, antes de salir de la oficina, nos cargamos con una serie de carpetas y documentos que lo único que hacen es acompañarnos en el viaje a casa y vuelta a la oficina. A menudo, cuando ya hemos decidido abandonar el lugar de trabajo, nos quedamos un rato más, que se alarga durante horas.

¿Cuántas llamadas recibís que no son de amigos/as sino de compañeros/as de tu trabajo? Una de dos,  ¿es que se te acabaron los amigos o es que tu vida es tu trabajo? ¿Tomás las vacaciones en función de las necesidades de tu trabajo o en función de las necesidades tuyas o de tu familia? ¿Te aburrís durante los domingos y las tardes libres son algo que sólo tienen los demás? Tu pareja y los pocos amigos que te quedan insisten en que trabajás demasiado o ironizan sobre la herencia de tu empresa.

Es cierto ¿La vas a heredar? Incluso si fuera cierto no merece la pena entregar tu alma a la causa. No hay causa lo suficientemente valiosa como para que se nos vaya la vida en ella. Al menos, no un empleo. Tal vez ocurra que te faltan recursos y debes invertir el triple de horas para hacer y rendir lo que otra persona logra alcanzar en 7 u 8 horas diarias. No, no creemos en eso, más bien es posible que tengas una adicción al trabajo. No te preocupes, hay solución para casi todo.

Te proponemos un cuestionario con 10 preguntas sencillas, respondé con sinceridad a cada una de ellas y averiguá tu grado de adicción al trabajo.


        1.-¿Tenés un horario determinado que cumplís regularmente?

        A) Sé cuando entro, jamás cuando salgo.

        B) A veces.

        C) Sí, siempre.

        2.-¿Solés llevarte alguna lectura-informe a tu casa?

        A) Sí, casi todos los días.

        B) A veces, en fin de semana.

        C) Mis lecturas las encuentro en la biblioteca.

        3.-¿Te llaman por teléfono de tu trabajo a tu casa?

        A) Sí, casi todos los días.

        B) A veces.

        C) Si me llaman, es porque ocurrió algo extraordinario.

        4.-¿Sentís que hacés algo incorrecto cuando te vas del trabajo a la hora de salida del resto de personas?

        A) Sí, es como si me estuviera escapando.

        B) A veces.

        C) Siento que me voy con los deberes hechos.

        5.-¿Tenés en tu agenda más teléfonos de colegas que de amigos?

        A) Sí.

        B) Mitad y mitad.

        C) Tengo los de un par de colegas. El resto son de amigos.

        6.-¿Las vacaciones te resultan interminables a partir de la primera semana?

        A) Sí, pero me consuelo pensando que ya falta menos para volver.

        B) No.

        C) Me resultan cortas.

        7.-¿Te quejás continuamente de que te falta tiempo?

        A) Sí, es una costumbre.

        B) A veces, cuando tengo muchas cosas que hacer.

        C) La verdad es que siempre me las arreglo.

        8.-¿Tus conversaciones suelen ser sobre el trabajo o predominan otros temas: hobbies, deportes, sociedad , cultura, política?

        A) Es que mi trabajo no me deja tiempo para otra cosa.

        B) Depende, si estoy con colegas, sí.

        C) ¿Trabajo? ¿Qué es eso?

        9.-¿Te planteás o reconocés que el trabajo te requiere continuamente?

        A) Sí, pero si no estoy yo, no hay quien lo haga.

        B) A veces.

        C) Nunca me lo planteé.   

      10.- ¿Te parece que te falta algo si dejás olvidado tu portafolios en la oficina?

       A) Por supuesto; la mayoría de las veces vuelvo a buscarlo.

       B) Depende si me he dejado algo importante.

       C) Sí, que me falta peso, jajaja.

Sumá las "A" y multiplicálas por 5; las "B", por 2 y las "C" por 0.

Puntuaciones:

De 30 a 50 puntos ---- Cambiá de trabajo antes que el trabajo te termine de cambiar a vos. En serio, reflexioná sobre los valores y necesidades tuyas y de tu gente. Exigíte un espacio y un tiempo para vos. Al final ganan todos: tu empresa, tu familia y vos.

De 10 a 30 puntos ---- Bueno, estás en la media, como casi todo aquel que lucha por ese equilibrio entre la vida laboral y personal. No bajés la guardia y sé exigente con respecto a tu tiempo y a tu vida.

De 0 a 10 puntos---- No te creemos: o sumaste mal, o has multiplicaste mal, o querés hacernos creer lo que soñás pero no alcanzás. Ahora en serio. Si realmente contestaste con sinceridad y te sale esa puntuación, ¡Felicitaciones! Escribínos y contános tu secreto.

(El test es una adaptación del diseñado por Ricardo Sotillo, miembro de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés)

¡No te olvides de completar la encuesta salarial!

loading...